skip to main | skip to sidebar

sábado, 7 de julio de 2012

The Alan Parsons Project - I Robot (1977)




Cuando Kubrick filmó 2001: Odisea en el Espacio, puso a bailar sus naves al son de Johann Strauss, quería hacer poesía, cine, arte, y creyó que la mejor manera de hacerlo era reconciliando el caótico mundo del presente con la cultura musical del pasado, siempre armónica, siempre ordenada y siempre bella. The Alan Parsons Project, por el contrario, hizo música. Y lo hizo llevando hasta su máxima expresión, hasta su explosión definitiva, esos continentes de ciencia-ficción y pensamiento cósmico creados por el imaginario popular.

Formado el grupo apenas dos años antes, I Robot es su segundo trabajo de largo y representa, sin lugar a dudas, un hito en la historia del rock. No en vano, parece haber tomado el relevo a bandas como King Crimson, Camel y Pink Floyd, quienes para entonces habían descubierto ya nuevas dimensiones y espacios vírgenes en el ámbito del rock progresivo, pero que no volvieron a aportar a ese género musical nada tan grande ni tan extraordinario. Por aquellos años, en los que los respectivos trabajos tales como el Red(1974), el Moonmadness(1976) y Animals(enero de 1977) parecían haber agotado el registro de sus posibilidades, el conjunto británico introdujo su personal perspectiva con innovaciones notables y resultados sorprendentes.

Lo que no es tan sorprendente, sin embargo, es que Eric Woolfson, productor ejecutivo, compositor y vocalista original de The Alan Parsons Project, quien fuera pilar del mítico grupo junto al propio Alan Parsons y al director de orquesta Andrew Powell, se dedicase a finales de los 80 a componer para musicales de teatro. ¿Casualidad? En absoluto. Nos encontramos, en efecto, en la época gloriosa de las bandas sonoras para el cine, en el sitio reservado en la película para esa nueva función de la música. Y es ahí donde podríamos situar a The Alan Parsons y a este su monumental I, Robot. Pero nada más fuera de lugar.



I Robot es un trabajo único, fundamental, que trasciende las caracterizaciones relativas al marco del rock clásico y se sitúa a la altura de los mencionados Red y Animals. Si bien hay quien dirá, a este respecto, que es una vuelta de tuerca, nada más que una revisión de los logros de aquellos inconmensurables discos. Y acaso sea así. Pero entonces uno resalta tan sólo las identidades comunes a esos grupos, y deja así de lado las grandes diferencias, los acentuados rasgos, propios del sonido “alanparsons” y su particular estilo.

Estructuras de rock sinfónico repletas de melodía, de calidad y de ensueño; líneas de bajo entre funk-rock y disco que destilan un raro sabor a todo tipo de influencias; y la voz clara y aguda sobre el fondo de un potentísimo conjunto de guitarras, trompetas y teclados, completan ese sonido tan inconfundible y carismático. No faltan tampoco los coros apocalípticos como en “Breakdown”, donde se nos termina por situar en un universo paralelo y desconocido. ¿Será por eso por lo que el siguiente tema, "Don´t Let It Show", suena a balada de despedida?

Por eso, y tal vez por todas esas razones, I, Robot es un disco compuesto por autómatas, por los hijos bastardos de una revolución técnica frenética, brutal e irreversible. Así pues, si el rock sureño de The Allman Brothers Band y Grand Funk Railroad nos acompañó por interminables carreteras rumbo hacia el sol; si la psicodelia de Gong nos arrastró en un viaje por la periferia de nuestra propia mente; si Yes, finalmente, nos plantó ante las mismísimas puertas del delirio, ¿a dónde nos llevará a parar, con su profética visión de la música, Alan Parsons? ¿Acaso a Some Other Time?

A Alan Parsons corresponde más bien el horizonte vislumbrado en películas como Blade Runner, por ejemplo, donde ya no se puede saber quién es el sujeto humano ni quién el maldito trasto que está sintiendo, pensando y amando. Ante semejante incertidumbre, sólo queda disfrutar de la experiencia que supone este I, Robot de The Alan Parsons Project. Esperamos, pues, que os guste.

(Agradecemos la colaboración de Keirrison para esta crítica, cuyo texto ha escrito integramente él)







Etiquetas: Rock Progresivo.

Los Temazos: I Robot, I Wouldn't Want To Be Like You, Some Other Time, Breakdown, Genesis CH.1

0 comentarios:

Publicar un comentario