skip to main | skip to sidebar

viernes, 20 de julio de 2012

The Mars Volta - De Loused in the Comatorium (2003)




Es normal sentir escalofríos en el momento en que empieza a sonar ‘’Son Et Lumiere’’, un tema que consigue emocionar ante la espera de lo que nos viene encima: la explosiva ‘’Inertiatic Esp’’, cuya descarga inicial puede hacer que alguno caiga del susto al suelo.

Estamos hablando de Mars Volta, el grupo que surgió de las cenizas de At The Drive In. Cuando el anterior grupo se disolvió, Omar Rodriguez-Lopez y Cedric Bixler-Zavala ya tenían en mente una perversa y fascinante continuación al Post Hardcore que había hecho vibrar al público a finales de los noventa.
Pero hay que advertir que esto no suena para nada a At the Drive In, pero comprobamos en sus canciones cómo la rabia y la furia se mantienen intactas, con composiciones igual de directas pero doblemente complejas respecto a su anterior grupo.

Siguiendo con el album, ‘’Roulette Dares’’ es la canción absoluta de Mars Volta, la que probablemente sea la mejor pieza de música que hayan hecho jamás. Una jodida explosión de sonido que comienza apabullando y destrozando todo a su paso, donde posteriormente vendrá un tramo tranquilo que irá sembrando el terreno para el resto del tema. En el momento en el cual la canción llega al estribillo es sencillamente como tocar el cielo. Instrumentalmente la canción tiene un nivel que roza la perfección en las partes potentes y que saben de dotar al tema de sensibilidad en los momentos más tranquilos. En toda su discografía posterior, aunque lograrán hacer temas memorables, nunca podrán igualar el derroche de talento y calidad que despliegan en esta canción.


El grupo quizás encontró su sonido más puro y accesible para la multitud con este álbum debut, posiblemente influido por la necesidad de hacer un trabajo que gustara. No sabemos si fue por la presión de la discográfica de turno o por otros motivos, aunque lo cierto es que quedó un disco redondo. La trayectoria que ha seguido esta banda ha venido determinada por la necesidad del cambio continuo, con los muy experimentales Frances the Mute (2005) y Amputhecture (2006). Disfruté mucho con The Bedlam in Goliath, que fue publicado en el año 2008, donde los aspectos experimentales se iban apagando y aparecían ante nosotros canciones más cohesionadas y repletas de fuerza, recordando mucho a los comienzos del grupo.

Mars Volta en este último tramo ha seguido variando y tratando de innovar en su sonido, prueba de ello es la publicación de Ochtaedron (2009), un disco parcialmente acústico y con mucha menor presencia instrumental, pero igualmente interesante. La prueba de fuego ha venido este año 2012 con Noctourniquet, que resulta un disco rupturista con respecto a la tendencia que venía llevando la banda. Quiero pararme a comentar a Noctourniquet valorándolo  como un paso adelante para el grupo, expandiendo aún mas sus horizontes musicales a la vez que conseguían canciones memorables. El hecho de haber decidido quitar protagonismo a las guitarras en sus últimos discos no hace sino sumar puntos a su valentía creativa y seguir reforzando la idea de que Mars Volta es una de las mejores bandas de este siglo XXI.

Y volviendo a De-Loused in the Comatorium, solo queda decir que resulta el mejor disco para aquellas personas que no conozcan mucho a esta enorme banda, el primer paso de un viaje extraño e hipnótico por el universo de Mars Volta. Disfrutadlo.





Etiquetas: Post-Hardcore, Rock Progresivo, Heavy Metal, Rock Alternativo.
Los Temazos: Inertiatic ESP, Roulette Dares, Eritarka, Cicatriz ESP.

1 comentarios:

  1. Qué grande eres tú y qué grandes ellos, coño.

Publicar un comentario