skip to main | skip to sidebar

jueves, 3 de noviembre de 2011

Interpol - Our Love to Admire (2007)


Después de haber hablado hace unos días de Editors, hoy os traigo a otra banda de post-punk, herederos directos de Joy Division y su sonido oscuro. Interpol fue una de las sensaciones al comienzo de la década pasada. En 2002, su disco debut Turn On the Bright Lights  resultó un poderoso analgésico para la sociedad occidental post 11-S, triunfando gracias a sus atmósferas sombrías y letras encriptadas. También ayudo mucho el hecho de que la voz de Paul Banks recordada mucho a la de Ian Curtis, el fallecido líder de Joy Division. El disco debut es una obra maestra, un auténtico faro que situó a la banda como uno de los referentes del sonido de la nueva década. Pero a veces hacer un disco debut tan bueno puede resultar una carga pesada, ya que las expectativas están muy altas desde el comienzo.

Lo cierto es que lo facil y lo obvio sería hablar de Turn On the Bright Lights en el blog, pero he decidido reivindicar Our Love to Admire, que en su día fue acribillado por la critica y pienso que merece un mayor reconocimiento. Supongo que parte de esas críticas proceden del hecho de que este disco es su primero en una gran discográfica, ya que los anteriores los grababan en un sello minoritario. Muchos pensaron en su día que pasar a una gran compañía haría que cambiaran su sonido y perdieran su esencia. Basta escuchar los primeros acordes del disco para darse cuenta de lo contrario. En este tercer disco Interpol siguen siendo los mismos de siempre. Para mi gusto aquí consiguen un disco bastante cohesionado y con una buena cantidad de temazos. 

El disco comienza con Pioneer to the Falls, una canción lenta y larga, que resulta perfecta en el propósito de introducir al oyente en la escucha. Es cierto que le cuesta arrancar y en sus casi 6 minutos se puede hacer un poco pesada, pero la recompensa merece la pena. No I in Threesome es una canción más típica de Interpol, con un enorme tramo final que cierra con mucha fuerza. Una de las canciones moviditas es Heinrich Maneuver, un tema rápido y directo, y con razón fue el primer single del disco. Es un auténtico temazo, para mí lo mejor del álbum. Suena muy parecida a Slow Hands, que fue su anterior exitazo de su segundo disco.

Después vendrá Mammoth con su pedazo de riff a volvernos a todos locos, mientras Paul Banks escupe la letra con rabia. Podemos destacar también en la parte final a Who Do You Think?, que es un tema algo más luminoso y vitalista, pero en el fondo al observar la letra con atención uno se da cuenta que es una canción deprimente. En definitiva, un disco notable de parte de una de las mejores bandas que han surgido estos últimos años. Esperamos que la disfruteis.


 
Los Temazos: Pioneer to the Falls, No I in Threesome, Heinrich Maneuver, Mammoth, Rest My Chemistry, Who Do You Think?

Etiquetas: Indie Rock, Post-Punk



Let it come
'Cause I've got a chance for a sweet sane life
I said I've got a dance and you'll do just fine
Well I've got a plan with forward in my eyes

0 comentarios:

Publicar un comentario