skip to main | skip to sidebar

sábado, 3 de septiembre de 2011

Creedence Clearwater Revival – Cosmo´s Factory (1970)



Aquí os presento el mejor disco de CCR y, para mí gusto, uno de los mejores de los setenta. Tras numerosos cambios durante años la formación definitiva del grupo se estableció en 1968. El verano anterior había sido el verano del amor, pero su estallido psicodélico comenzó poco después a perder fuerza. Por aquel entonces, los sonidos más básicos, sobre todo de inspiración blues y aroma country, marcaron la tendencia predominante de la época. Es por ello que Creedence se encontraba en el momento y el lugar adecuados. En su disco debut consiguieron grandes ventas, gracias a una mezcla perfecta de aires hippies y relatos de la tierra, e influenciados por la renovación rock´n´rollera del country y el blues.

Tras su éxito inicial, en 1969 iniciaron una extensísima gira que duraría todo el año. De mientras, grabaron tres álbumes de estudio. Y no se trata de chapucillas rápidas para aprovechar el tirón mediático. Se trata de obras inolvidables. Canciones como 'Fortunate Son', 'Bad Moon Rising' o 'Down on the Corner' fueron publicadas en ese año. En 1970 dispusieron ya de más tiempo para preparar el que sería su mejor disco. 'Cosmo´s Factory' se postuló entonces como una de las referencias musicales del comienzo de década. El trabajo goza de un acabado más pulido, más variado en contenido. Y sin duda la dedicación al estudio se tradujo en un resultado perfecto de principio a fin, en un clásico imperecedero de la música popular de este siglo. Un rock´n´roll rural, bluesero y mítico. 


Aunque yo considere el disco al completo como una obra perfecta, hay canciones que destacan entre el resto, y a las que debemos prestar mayor atención. El álbum abre con 'Ramble Tamble', una jam de unos siete minutos donde la banda despliega todo su potencial desde el comienzo, con un manejo del tiempo exquisito. El tema arranca con fuerza, para después desacelerarse a partir del minuto dos. Ahí comienza una sección exclusivamente instrumental: una delicia. Poco a poco, vuelve a tomar fuerza, añadiendo más instrumentos a la masa, como el teclado y el solo adicional de guitarra. Y hacia el final estalla el delirio, todo para regresar a los versos del comienzo, como si de un círculo cerrado se tratase.


'Travelling Band' es, por otra parte, un tema de rock´n´roll clásico, cantado con furia por John Fogherty, que nos trae recuerdos de los 50’s. En apenas dos minutos, la banda se despacha bien a gusto, perfectamente acompañada por el saxo y su punto atrevido y descarado. 'Run Through the Jungle' nos muestra luego a los Creedence más reivindicativos. Es un tema con claras alusiones a Vietnam. La atmósfera que desprende este tema es abrumadora, asfixiante; por momentos, consigue trasladarnos a la jungla y la guerra. Muy bueno el comienzo de la canción, cuando Fogherty rompe a cantar y ruge aquello de...

''Whoa, thought it was a nightmare
Low, it was so true
They told me, don't go walkin' slow,
The Devil's on the loose'',
Better run through the jungle
Woa, don't look back to see''


Letras con las que logra introducir a uno en la paranoia y la locura propia de la jungla. Con esta canción de gran trasfondo, Creedence consiguió uno de sus mayores éxitos. 'Up Around the Bend' es otro tema rockero al estilo de 'Travelling Band': corto y bien ejecutado. 'Who Will Stop The Rain' es una preciosa balada de claros tintes antibelicistas, cuya letra no hace una referencia expresa a la guerra, aunque el doble sentido de la palabra 'Rain' es evidente. Un clásico.

Y es que una de las virtudes de la banda fue la de adaptar canciones de otros artistas, y así nos encontramos con covers monstruosas como ' I Heard It Trough the Gravepine', que resulta mucha más agresiva y furiosa que la original de Marvin Gaye. Once minutos de pura música. La atmósfera es similar a la 'Run Through the Jungle', con ese aire oscuro y siniestro. Al igual que la canción que abre el disco, la sección instrumental es acojonante. Merece la pena dedicar un tiempo a apreciar esta joya. Finalmente, el disco se cierra con 'Long As I Can See the Light', otra suave baladita que pone el broche de oro. En definitiva, se trata del mejor disco para empezar a descubrir a esta magnífica banda, y como digo, de una de las mejores obras que se editaron en la década de los setenta.

                                 
                             
Los Temazos: 'Ramble Tamble', 'Travelling Band', 'Run Through The Jungle', 'Up Around The Bend', 'Who'll Stop The Rain', 'I Heard It Trough The Gravepine'.


Etiquetas: Blues-Rock, Rock & Roll, Country Rock, American Trad. Rock.

0 comentarios:

Publicar un comentario