skip to main | skip to sidebar

martes, 28 de agosto de 2012

Black Rebel Motorcycle Club - Take Them, On Your Own (2003)




Vamos a comentar otro de los discos de Black Rebel Motorcycle Club para que quede bien claro de que para nosotros se trata de una de las mejores bandas de los últimos años. Hace mucho tiempo reseñamos el mítico Howl y comprobamos como a una banda de noise le viene muy bien el folk. Después nos fuimos hasta los orígenes para deleitarnos con la soberbia factura del BRMC y sus canciones con magnífica pegada. Tampoco nos olvidamos del maravilloso EP de Howl Sessions con algunas baladas y otras canciones acústicas que resultan una delicia.

Lo cierto es que Black Rebel es una banda que consiguió cautivarme desde la primera vez que la escuche, pasando a ser mi grupo favorito de siempre, y con el tiempo desarrollar una adicción difícil de superar a cualquiera de sus discos. Por eso he decidido que cada cierto tiempo hablaré de algún disco suyo, hasta completar toda su discografía. Comprobaremos como se trata de un grupo que a pesar de que cada disco sigue manteniendo el estilo inconfundible, se aprecian sutiles cambios.

Lo cierto es que a Black Rebel Motorcycle Club nunca le han tomado muy en serio. A pesar de conseguir bastante murmullo a raíz de su debut gracias a enormes éxitos como 'Love Burns', -la que para mi es una de las mejores canciones que se hayan hecho los ultimos quince años- pero diversos problemas entre algunos miembros de la banda y líos con las discográficas les han dado una fama de inconsistentes que les ha impedido llegar a la cima de los grandes grupos de rock del momento. Se han quedado a las puertas del éxito mientras los Strokes o Kings of Leon han saboreado la fama y el reconocimiento mundial. Pero Black Rebel se han quedado en un relativo anonimato, llegando casi a arruinarse varias veces, sacando discos con absoluta libertad creativa y haciendo giras sin levantar mucho ruido. En parte la grandeza de la banda consiste en seguir manteniendo el perfil bajo, haciendo la música que ellos quieren y disfrutando en el proceso. Quizá sea ese el espíritu del rock and roll.

Nos encontramos con este Take Them On Your Own, cuando todavía estaban en la cresta de la ola. Después de su enorme debut la gente esperaba ansiosa este segundo disco, y fue entonces cuando mucha gente comenzó a decepcionarse. La atmósfera del disco es mucho más oscura y opresiva respecto al debut, con un conjunto de canciones que se desmarcan del shoegaze mas blandito que venían enseñando en sus inicios. Todo el sonido esta mucho más cargado de distorsión y las canciones son mucho más guitarreras. Supongo que la banda, decidió cambiar hacia un sonido más sucio, con el intento de desmarcarse de la tendencia actual.

Por si esto fuera poco nos encontramos con canciones y letras muy críticas con la situación política del momento, que les hizo ganarse un poco de mala fama en Norteamérica, por criticar la gestión del gobierno con respecto a la guerra de Irak, tal y como podemos comprobar en canciones como 'Generation' y 'US Goverment'

Take Them On Your Own no es un disco fácil. Bueno, hay que partir de la base de que ningún disco del grupo es fácil de digerir en un principio, pero este caso se acentúa especialmente en este álbum. El sonido de la banda siempre se ha caracterizado por no ser excesivamente pretencioso, las canciones siempre suenan un poco más sucias de lo que deberían, como si trataran de pasar desapercibidos y no recibir demasiada atención. Es difícil encontrar un hit inmediato en el disco, y ahí radica la grandeza de la banda, ya que obliga al oyente curioso a sumergirse en el grupo y escuchar varias veces el álbum. En un instante, llega la verdadera sorpresa cuando por arte de magia todo parece encajar en este Take Them on Your Own.


Desde el primer momento encontramos a la banda con las cosas mucho más claras que en el debut. 'Stop' se nos presenta con una gran potencia instrumental, construyendo un muro de sonido espectacular, perfectamente apoyado por la voz de Peter Hayes. Nos viene a la memoria inmediatamente el estilo de Jesus and Mary Chain, pero aquí hay menos sentimentalismo y mucha más actitud. 'Six Barrel Shotgun' nos enseña la cara más agresiva y punk de la banda, que siempre se atreven a regalarnos alguna canción de este estilo en cada álbum. Rápida y acelerada, se les escucha transmitir una actitud confiada y comprobamos como se trata de una banda que ha madurado mucho en poco tiempo.

'Were All in Love' rescata el sonido mas clásico de los comienzos del grupo. Es una canción más relajada que la anterior, y que podría considerarse como la segunda parte de ‘Love Burns’. Incluso podemos llegar a pensar que la letra es un pelín cursi, pero sin duda la potencia instrumental que derrocha la convierte en una canción irresistible. El coro está muy logrado y se nota aquí a un grupo perfectamente acoplado, arropados por el buen trabajo en la batería de Nick Yago. 'In Like the Rose' tiene un toque mucho más shoegaze, donde la banda baja el ruido pero mantiene la intensidad latente. El grupo vuelve a clavarlo con otro estribillo de esos que se acaban grabando en la cabeza del oyente y que invitan a subir el volumen al máximo. El final de la canción es memorable, con la muralla sónica que van construyendo en su máximo apogeo y derrochando talento por los cuatro costados.


 El tramo central del disco es un poco más ruidoso y menos focalizado, pero aun así merece la pena escuchar canciones que resultan un buen complemento. Posteriormente llegara un tramo casi acústico, de la cual destacaremos a 'Suddenly'. Se trata de una balada con mucha carga sentimental, quizá anticipándose un poco al concepto que expandirían en Howl. Para mí es una grandísima canción, que va ganando cadencia hacia el final del tema para cerrar magníficamente. Instrumentalmente esta comedida pero aun así hacen un gran trabajo. La letra leída con atención resulta desgarradora:

''You can't live This life for me
But I can't, you have control
I can't last. Tonight turns to day
I can't find The words to say
It all stops When kingdom comes''

''Suddenly I was free
You left me without anything
Suddenly I was free
You shot me in front of everything''

El grupo vocalmente hace un gran trabajo para esta canción, consiguiendo ampliar el registro de la banda. Es un gran acierto que BRMC se lanzara a hacer canciones así, ya que consiguen dotar de mayores capacidades a un grupo y así evita que se encasillen. Como decíamos, en Howl seguirán ampliando esta senda logrando la cara opuesta a este Take Them on Your Own.

Lo cierto es que no tengo ningún disco preferido de la banda, ya que según el momento todos me gustan en la misma medida. Este disco nos muestra una cara agresiva de la banda, mostrándonos su actitud y su frescura. A la crítica no le gusto mucho este disco, ya que todo el mundo tenía en mente otra clase de álbum y se sorprendió al encontrarse con esto. Al fin y al cabo se trataba de rock & roll y Black Rebel Motorcycle Club intentó salvarlo... a su manera. Disfrutadlo.





Los Temazos: Stop, Six Barrel Shotgun, We're All in Love, In Like The Rose, Generation, Suddenly, Rise or Fall.

Etiquetas: Alternative Rock, Noise Pop, Noise Rock.

1 comentarios:

  1. Te mande un email, compañero.

Publicar un comentario