skip to main | skip to sidebar

viernes, 14 de octubre de 2011

Editors - The Back Room (2005)



El disco debut de esta banda en su día fue un trallazo. Junto con Interpol, Maximo Park y Los Strokes, fueron los abanderados de la nueva ola del post-punk. Editors consiguió sorprender el mundillo indie con este disco, que sonaba oscuro y muy inspirado en bandas Inglesas de los 80 como Echo & The Bunnymen o Joy Division.

De hecho, la comparación con Joy Division e Interpol es bastante clara, y se les ha acusado un poco de intentar emular su sonido. Es cierto que suenan muy parecidos, pero poseen notables diferencias respecto a estos. Editors tiene canciones con tramos mas bailables y salvajes, no siendo tan reflexivos como Interpol ni tan crudos como Joy Division. Con sus ritmos rápidos y estribillos con gancho consiguieron a principios de 2005 abrirse un hueco en la escena con sus rompedores singles ‘Bullets’ y ‘Munich’. Antes incluso de publicar el disco, ya eran los niños mimados de la prensa Inglesa, que los equiparó como la respuesta británica a la ola de grupos post-punk yankees.




Hablando del grupo hay que decir que, sin duda la banda se rodea muy bien de su cantante Tom Smith, cuyo registro vocal resulta increíble. A veces parece una versión del siglo XXI de Ian Curtis. Pero a su favor diré que Tom es bastante mejor vocalista que lo que era Ian, a pesar de todo el halo de fama y misterio que le rodea al cantante de Joy Division. Solo basta escuchar canciones como ‘Blood’ o ‘Lights’ para apreciar su talento.

El disco que os traemos hoy, fue catalogado como uno de los mejores debuts de 2005. Se trata de un álbum arrollador en su primera mitad, y donde para el final se esconden un par de joyas que no se pueden obviar como ‘Bullets’ o ‘Fingers in Factories’. En su mayoría son canciones rápidas, y con potencia. Comenzando con ‘Lights’, que sirve de perfecta carta de presentación, y siguiendo con ‘Munich’, que tiene un riff potente y bailable. Después, sin casi dejar aliento al oyente llega ‘Blood’, que resulta un corte similar a los 2 anteriores, pero con un puntito mas de velocidad si cabe. Tiene un estribillo de esos que se quedan grabados en la cabeza durante varios días y un final explosivo, con la guitarra que marcándose unos punteos acojonantes.





All Sparks’ baja un poco la cadencia, pero sin ser tan acelerada como las anteriores, consigue llamar la atención del oyente gracias a una buena letra y ritmo ochentero. 'Bullets' puede que sea la mejor cancion del disco y probablemente la mejor del Grupo. Ya solamente por escuchar ese riff merece la pena pagar la entrada a un concierto suyo. Una canción que va en crescendo hasta alcanzar el climax final cantando ese ''you dont need this desease'' repetido hasta la saciedad.

Creo que es necesaria una aclaración: No son ni tan buenos como Interpol, ni serán tan recordados como Joy Division. A pesar de contar con un enorme vocalista y un gran disco debut, su carrera ha ido un poco cuesta abajo desde entonces y no han sabido ganarse el status de gran banda. Esperemos que en un futuro consigan encontrarse a si mismos y nos sigan regalando pequeños tesoros como este The Back Room. Disfrutadlo.

                                 
Los Temazos: Lights, Munich, Blood, All Sparks, Bullets.
Etiquetas: Indie Rock, Post-Punk, 



1 comentarios:

  1. JASCORDOBA podrías haber comentado las sensaciones que te dio ver este grupo en directo. si mal no recuerdo la pasamos muy bien!!! gran articulo...

Publicar un comentario