skip to main | skip to sidebar

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Kyuss - ...And The Circus Leaves Town (1995)


Estos chavales han empezado a bailar sobre la tumba de Ozzy antes de su muerte y, a decir verdad, podrían confesar con orgullo que le han llevado colillas en lugar de flores. Salieron de sus garajes y sótanos para descojonarse a carcajadas del indie, para bañar al grunge en cenizas y para recuperar el riff más grave de Led Zeppelin y el punteo más hipnótico de Hendrix, hasta aparcarlos luego a ambos en mitad del desierto, donde ya la voz de las baladas ni se oye, y donde los rugidos de la fiera y el motor se hermanan.

Y el circo deja el pueblo: en ese mismo año, 1995, se separa la banda y comienza la fase del éxodo, del derroche y de la fascinación. Kyuss sobrevive como leyenda y, por lo tanto, el mito queda congelado, listo para la vitrina, como el paisaje de invierno que presenta la portada de éste su último disco.

Para entonces, la guitarra ya se ha retorcido y trabaja a destajo, impaciente, nerviosa, en espirales agudas y acompañada siempre por la abrasadora llamarada del bajo, obsesivo y perverso. El sonido resulta pues turbio, agotador; tan sólo “Phototropic” y “Catamaran” conceden unos minutos a la fantasía, a la virtualidad menos asfixiante y terrosa. Sobre el resto, apenas puede decirse que haya “canciones bonitas”. Eso sí, todas suenan cojonudas, gordas y demoledoras, y os aseguro que la mala leche se os repite en el estómago durante semanas. “El Rodeo”, por ejemplo, representa todo un desafío: abre con una estética de duelo, avanza como una serpiente y al final, con la explosión de un latigazo, entra de lleno en la épica; oír “Tangy Zizzle”, por otra parte, es como montar a caballo para cazar bisontes, o como subir fumado a una montaña rusa de madera; finalmente, la portentosa “Space Landing” y la pista oculta (“Day One”), una jodida nana en homenaje a Nirvana, cierran el disco.

Kyuss se marchó, por decirlo de mala manera, sin hacer ruido; pero nos ha dejado el trance y la agonía. Abandonó el páramo de Palm Springs sin el reconocimiento ni la continuidad de otras bandas californianas como Tool o Fu Manchu. Pero su herencia tiene nombres propios: quién no conoce a los Queens of the Stone Age; a quién no le chiflan Slo Burn, Hermano o Mondo Generator; cómo que todavía no has catado la paranoia de Brant Bjork. Pero vamos a ver: ¿nunca habéis gozado de una fiesta en vuestro puto oído?

En definitiva, ...And the Circus Leaves Town es ese disco que andais buscando para disfrutar del viaje, de El Viaje en mayúsculas, ya sea fumando, ya sea en la mismísima caravana hacia el corazón del desierto.




Los Temazos: Hurricane, One Inch Man, El Rodeo, Tangy Zizzle, Catamaran.
Etiquetas: Stoner Rock, Hard Rock, Stoner Metal.

Esta crítica ha sido realizada exclusiva para Vanishing Rock por Keirrison, un colaborador habitual de este blog. De vez en cuando se pasará por aquí para ofrecernos su visión particular de sus discos favoritos. Hoy nos deleitaba con la revisión del último de los 3 gloriosos álbumes de Kyuss. La trilogía se abría con 'Blues for the Red Sun' en 1992 para cerrarse tres años después con este 'And The Circus Leaves Town'.  

1 comentarios:

Publicar un comentario